09May

Nike Employee Store Online Pass

“Estos chicos me van a volver loca”, exclama Ndaafetwa Hifekepunye. “Después de todo lo que supone recoger el agua de lluvia, abrieron el grifo del bidón y el agua se derramó por todas partes. Si no lo hubieran hecho, habríamos tenido agua para más tiempo”.

Fue hace diez aos, cuando una maana se levantó con taquicardia, se vio el cuerpo con treinta kilos de sobrepeso y cayó en la cuenta de que ni siquiera estaba pudiendo disfrutar un domingo con su familia. Su primera medida fue drástica: iba a cambiar la docena de tragos que estaba consumiendo por noche, por la misma cantidad de agua mineral. Y lo hizo inmediatamente en su fiesta siguiente..

Cerca de la ciudad de Guadalajara, en el estado de Jalisco, se encuentra la Sierra de la Primavera, formada por numerosos volcanes entre los cuales destaca el Cerro Pelón o Cerro Chino. Presenta fumarolas en su gran caldera de 78 km de diámetro, y dentro de ella surgieron varias bocas. La palabra volcán fue derivada del nombre del dios mitológico Vulcano..

Por su parte, el representante de Unidos Podemos, Rafael Mayoral, ha calificado de “vergenza y ejercicio de hipocresía” lo votado en el Congreso. “Se ha aprobado un texto que incumple nuestras obligaciones internacionales en materia de derechos humanos”, ha manifestado. Mayoral también ha criticado al PSOE por no querer “asumir su responsabilidad”, ya que, ha dicho, “participó de la ponencia y formó parte del acuerdo”.

Los actores secundarios beatles (Harrison, Ringo Star) y stones (Bill Wyman, Charlie Watts, Mick Taylor y Ronnie Wood) son de parecido carácter: prescindibles y ensombrecidos. Quizá merezca una cierta consideración Harrison, pero su aportación a los Beatles fue tan discreta una canción por disco, aunque a menudo muy buena y tan mediocre su obra en solitario que no cuenta a la hora de medir efectos globales. Dadas las derivas de todos los actores principales McCartney y Jagger convertidos en nobles domesticados y hombres de negocios de maletín y corbata; Lennon, en un cadáver venerado con ciego fanatismo, y Richards, en una caricatura para películas de piratas , empate.

El escenario ideal sería el siguiente: James marca un gol para el Real Madrid entre hoy y la noche del domingo 2 de octubre, se quita la camiseta y revela ante el mundo otra debajo que pone: “Sí a la Paz”. Sería, con muchísima diferencia, el gol más importante de su vida. Sería su oportunidad de pasar a la historia no solo como un gran futbolista, también como un gran hombre..

Deja un comentario