09May

Nike Online Waiting For Your Turn

Aunque es inevitable el momento del adiós. Así es el fútbol, a todos nos llegará el momento de dejar nuestra casa. Pero tiene que ser con alegría. Seor Robinson, enhorabuena por su programa que es, sin duda, de lo mejor que hay en la televisión. Me merecen mucho respeto sus opiniones, sin embargo entienda que no podemos estar de acuerdo. Entiendo que haya cosas que, por no ser espaol ni irle nada en el envite, le parezcan a usted muy simples, pero en el tema de la territorialidad de Espaa le recomiendo que lo piense mejor.

Además, desvela una denuncia de los actuales rectores de Osasuna, en la que se acusa a Izco de utilizar la tarjeta corporativa del club de forma desleal, para pagar sus propios caprichos. El juez investiga a Archanco por un presunto delito de insolvencia punible. Es decir, observa indicios de que el ex presidente rojillo cedió su patrimonio a sus familiares más cercanos para evitar responder con él ante la justicia, una maniobra que en su día puso en práctica Dmitri Piterman, por ejemplo..

Con frescura y mucho de riesgo, la marca del rey le proponía algo bien concreto a McDonald fusionar ambas etiquetas, crear un McWhopper que una lo mejor de cada menú y dar un mensaje global en el marco del Día de la Paz. La iniciativa no prosperó y quedó atrapada en un divertido cruce de piezas publicitarias. En épocas en las que la tecnología juega un rol decisivo a la hora de revolucionar los puentes de comunicación entre las marcas y los consumidores, el papel se ha transformado en un escenario complejo para los publicitarios.

Resea historia del estado barinas: Grita, por la diferencia que tuvo para con él al Expediciones realizadas, rumbo a la fundación de Barinas: Expediciones procedentes de Coro, de Jorge Spira y Nicolás de Federman, para el ao de 1534 siguen hacia el piedemonte andino y cruzaron el actual territorio de Barinas. En 1542 la expedición de Felipe de Hutten, también procedente de Coro y visita Barinas, pero son rechazados por los indígenas omaguas y donde Felipe de Hutten resulta herido. Para el ao 1547.

Puedo entender la situación porque también la he vivido (y soy hombre), en mi caso me quedé pillado y no hice nada. Me topé en el metro con el tumulto que salía de los pueteros toros, y una pava que debía ir contentilla se recreó aplastándo sus enormes posadoras contra mis bajos. Yo estaba contra la parez, no pude hacer otra cosa que ponerme de lado.

El otro día hablé con un diseador por teléfono para encargarle un vestido de fiesta. Cuando le pasé mis medidas para empezar a hacer el vestido, me dijo que no podía ser, que me las volviese a tomar porque era imposible que fuesen tantos centímetros. Vamos, que mis medidas no le cuadraban..

Deja un comentario