09May

Zapatos Nike Para Ni帽os

El Palma inició un contragolpe liderado por Eloy Rojas y el andaluz, ante la salida de Jesús Herrero cedió el balón para que Chicho anotase el 1 0 e hiciese que Son Moix estallase de alegría. Casi sin tiempo para recuperarse del primer alegrón de la maana llegó el 2 0. Carlitos recuperó un balón en el centro del campo y encaró a Jesús Herrero batiéndolo para provocar la locura absoluta en el pabellón palmesano..

Willy Brandt en 1972Final de una edad de oroLa Gran Coalición terminó en 1969 y permitió al SPD demostrar que era un partido capaz de ponerse a las riendas de la RFA. De hecho, en las elecciones de ese ao, Willy Brandt fue elegido como nuevo canciller; en esa ocasión, la coalición de gobierno se formó con el SPD y con los liberales del FDP, el tradicional partido bisagra. Comenzaron entonces aos gloriosos para la socialdemocracia de la Alemania occidental, época dorada en la que Helmut Schdmidt, que subió a la cancillería en 1974 y que enfrentó una de las mayores crisis internas del país, la del terrorismo de la banda de extrema izquierda Baader Meinhof, también fue protagonista.

Igual que una sombra puede parecer moverse mas rápido que la luz, pero una sombra no es un objeto real. Si mueves el sol de sitio, el “campo gravitatorio” eapuntará a su nueva posición en todo el espacio desde ese mismo instante. Pero el campo g es una “descripción matemática”, en este ejemplo ninguna información está moviendose en la realidad de un sitio a otro.

Y el rival más difícil que ha enfrentado?Todos los juegos son difíciles, no hay un rival específico que sea más difícil. Uno tiene que superarse siempre para lograr resultados. El reconocimiento que nació como respuesta a su talento en las canchas se convirtió en fanatismo por lo que representa.

Cuando por fin se estrenó a mediados de agosto la esperada The Get Down, la serie que Baz Luhrmann (Moulin Rouge, El Gran Gatsby) ha hecho para Netflix sobre los orígenes del hip hop, muchos espectadores pensaron que en realidad estaban viendo el anuncio más largo de la historia. Uno de los protagonistas, Shaolin Fantastic, es famoso por llevar sus Puma Clyde “siempre prístinas” y las zapatillas merecen más de un plano detalle y muchas menciones. Ni Netflix ni la marca han confirmado que exista un acuerdo de product placement, pero parece más que evidente y hasta cierto punto voluntariamente exagerado, lo que ya de por si es muy hiphopero.

Acostumbrado a echarse el equipo a la espalda, Bryant se está dando de bruces ante la curiosa circunstancia de que, sin su aportación, el equipo parece condenado al fracaso (una sensación genearalizada viendo cualquier partido de los Lakers 12/13) pero, por otro lado, ese 1 9 está poniendo más presión de la que se debería sobre él. Y todo ello en esta temporada en la que, con los números en la mano, su nivel de juego ha vuelto por dónde solía: jugando 37.4 minutos por partido, anota 28.6 puntos, tira con un 48% de acierto (39.8% desde la línea de tres puntos), coge 5 rebotes, da 4.9 asistencias y roba 1.7 balones. Todos los datos, salvo el reboteador, mejoran las medias de su carrera.

Deja un comentario